Aprender francés en Francia puede ser una experiencia algo intimidante. Muchos estudiantes están estresados por su primer día en la escuela, y eso es perfectamente normal: una nueva ciudad, una nueva escuela, nuevas personas ¡y todos hablando francés! Quizás también sea la primera vez que vuelve a la escuela desde hace muchos años. Aprender francés puede ser difícil, pero también es una oportunidad para descubrir una nueva forma de vivir, una nueva cultura y tener mayor conocimiento de Francia por su lengua. Es mucho más que ejercicios de gramática. Aprender francés significa también averiguar la cultura francesa, la cocina francesa, y los franceses, por supuesto. ¡No deje escapar la oportunidad de conocer a otros estudiantes de su edad matriculados en la misma escuela de idiomas, y vivir la experiencia con ellos! Va a poder hacerse amigo de personas en la misma situación que usted, y practicar francés todos juntos.

Antes de su llegada a Aix-en-Provence para su curso de francés, no piense que tiene a toda costa la necesidad de refrescar sus conocimientos. No se le recomienda a los estudiantes reanudar el francés antes de llegar. ¡Vengan tal y como están, y dejen que los profesores hagan su trabajo! Ellos son los profesionales y si usted está motivado(a) y es optimista acerca de su aprendizaje del francés, necesariamente progresará!

El ambiente en la clase es un elemento muy importante para el aprendizaje. Los estudiantes presentes y el profesor dan el tono así que hay que divertirse y reírse. Creemos que los estudiantes que se sienten cómodos y que no temen en cometer errores son los que progresarán más rápido. Por lo tanto, no tiene que avergonzarse si comete errores en francés: es lo que permite mejorar, aprender y de hecho sin errores, no se puede seguir adelante. Habiendo un buen entendimiento entre los compañeros de un mismo grupo, será más fácil para todos ayudarse mutuamente y practicar juntos, eso hará una diferencia considerable para el éxito de este curso de francés.

Sea consciente de sus sentimientos y obsérvese. Durante su estancia, habrá buenos y malos días y tenerlo en cuenta es el primer paso para evitar la frustración que se puede sentir al aprender un nuevo idioma. Si se da cuenta de que a veces necesitará más tiempo para entender una cosa que otra, será más fácil para usted aceptar esta frustración y seguir trabajando para alcanzar su meta. La forma en que se sentirá durante su curso de francés influirá inevitablemente en su forma de aprender.

Sin embargo, si después de leer esto usted sigue estresado(a), nuestro último consejo es hacer del estrés su amigo. Convierta este estrés en positivo, en una herramienta y factor de motivación, pero no deje que le impida expresarse en francés.

El resto es suyo, pero asegúrese de disfrutar de su estancia en Aix-en-Provence, la vida es demasiado corta como para no divertirse.