IS Aix-en-Provence tiene por vocación combinar exigencia y convivencia.

En primer lugar, podemos confiar con un cuerpo docente de calidad compuesto por profesores cuya lengua materna es el francés, que conoce perfectamente y se interesa diariamente a todo lo que caracteriza a la sociedad y la cultura francesas. Con su alta formación universitaria, nuestros profesores tienen una experiencia significativa en la enseñanza y en el análisis de las necesidades lingüísticas y culturales de un alumno extranjero. Gracias a un funcionamiento en binomios, intercambian sobre las prácticas de clase en un afán de progresión dinámica de lo más eficaz.

Para que sea adecuado, el aprendizaje debe realizarse en un entorno propicio y facilitador. Nuestras aulas están equipadas con ordenador, videoproyector y Wifi.  En su mayoría soleadas y con vista al jardín, ofrecen un ambiente agradable para el aprendizaje. Tenemos una sala a disposición de los estudiantes para trabajar con computadoras, métodos, novelas, DVD, incluso con un profesor una vez a la semana (tutoría). Estos servicios gratis hacen posible mantener, reforzar o completar los conocimientos lingüísticos vistos en clase.

Consideramos que un enfoque pedagógico no puede ser estático y debe adaptarse a las necesidades de los alumnos.

Este dinamismo está garantizado por la vigilancia de los criterios de nuestras diferentes etiquetas (Eaquals, IALC, Label Qualité FLE) y por la aplicación del MCER.  Este último, en la base de todos nuestros programas, garantiza una coherencia, un seguimiento de nivel y un equilibrio de las 6 competencias (comprensión oral y escrita, expresión oral y escrita, mediación e interacción).En su visión la gramática es considedara como una herramienta que permite realizar tareas con fines comunicativos, al igual que el léxico y la fonética.

Después de analizar sus necesidades y evaluar su nivel, el alumno es apoyado hacia su autonomía lingüística. Mediante el apoyo  y el estímulo, se convierte en un protagonista social, capaz de evolucionar en cualquier medio francófono. Nuestros pequeños grupos internacionales (hasta 10 personas) garantizan tiempos de intervención eficaces y facilitan la interacción en un ambiente de convivencia y confianza mutua. El curso aparece como un laboratorio de experimentación donde se van a establecer, elaborar y probar herramientas lingüísticas para garantizar su empleo en la vida cotidiana.

.

Optamos por favorecer el oral.

Esto con el fin de responder a las necesidades inmediatas y urgentes de la comunicación, no obstante sin descuidar el escrito, indispensable para el aprendizaje del francés.

Nuestro material didáctico es variado, actualizado y adaptado  a los niveles, necesidades y perfiles de los alumnos. Las fuentes pueden ser diversas: métodos FLE, documentos auténticos (prensa, audiovisuales, literatura), ejercicios de interacción (simulaciones, juegos de rol, etc.) y todo tipo de documentos creados por los profesores. La herramienta más importante sigue siendo el propio estudiante y su participación en el aula.

Consideramos que todos estos aspectos combinados con una experiencia de más de cuarenta años en la enseñanza del francés como lengua extranjera, le ofrecen una enseñanza de calidad.